fbpx

¿Qué NO hacer con tu Marca Personal Digital?

Si ya eres consciente de lo que puedes lograr con el desarrollo y posicionamiento de tu Marca Personal Digital, entonces necesitas tener muy claro lo que nunca debes hacer con ella cuando logres esa visibilidad que tanto deseas. Imagínate que ya estás recibiendo tu reconocimiento como experto en el mundo digital y, de pronto, cometes un error que acaba con tu reputación. ¿Qué no hacer con tu Marca Personal Digital?

Construir una marca personal fuerte exige estrategia y una base sólida soportada por un propósito claro. Siguiendo este principio, una marca personal puede establecerse gracias a sus fundamentos, experiencia y conocimientos; valores que aporta a su audiencia y que necesitan estar respaldados por evidencia social, como por ejemplo, un modelo de negocio rentable.

Por eso, uno de los retos más importantes que afronta toda Marca Personal Digital es siempre controlar los pasos que da. Cualquier paso en falso podría perjudicar su reputación digital y real. Y lo que es peor, ¡podrá quedar al descubierto como un vendedor de humo más!

Lo que no debes hacer con tu Marca Personal Digital

Entonces, ¿existen situaciones que pueden perjudicar tu marca personal digital? ¡Sí! Y por eso te explico lo que no debes hacer para que puedas cuidarla y fortalecerla mientras la vas desarrollando.

Ser o parecer arrogante

La arrogancia tiene doble filo si hablamos desde la coherencia en una marca personal, porque cuando nos referimos al mundo digital, no hay nada de diferente entre el SER y PARECER. Así que cuidado con lo que haces y con lo que no, porque ambas cosas pueden estar indicando a tu audiencia consciente o inconscientemente qué tan arrogante puedes ser.

En el mundo digital, hay marcas personales que han contado con la suerte de lograr crecimiento acelerado y reconocimiento mediático tras su lanzamiento, gracias a una tendencia o acción viral en redes sociales. Por eso cuentan con un gran número de seguidores y sus cuentas son muy activas.

Sin embargo, se puede considerar que una marca personal es arrogante cuando:

  1. Tiene una percepción demasiado exagerada de sus propias habilidades, capacidades y/o experiencia.
  2. Se compara con los demás exageradamente, evaluando su apariencia, acciones y cuestionando sus habilidades, capacidades o experiencia.
  3. Hace alarde de acciones que dañan a los demás, su reputación y la percepción que los demás tienen sobre la marca.

La mejor alternativa para evitar ser o parecer arrogante con tu Marca Personal Digital, es tomarse en serio la proyección de esta mediante procesos estratégicos como el branding, la comunicación, la imagen digital y darle la importancia que se merece al mundo digital.

Olvidarte de hacer networking

Seguro pensarás por qué hacer networking si en el mundo digital puedes realizar estrategias SEO Y SEM para que tu marca crezca y/o se posicione. Y tal vez tengas razón, si lo que quieres es ser popular o vas de paso en el mundo digital…

Pero si tu propósito es ser relevante y trascender, no puedes darte el lujo de descuidar uno de los frentes que más favorecen el crecimiento de tu marca personal de forma continua. Hacer networking no solo se trata de intercambiar información, se basa en la creación de relaciones a largo plazo para generar relaciones “Win-Win”.

¡Pero cuidado!, un networking exitoso tampoco es conectar con un sinfín de individuos sin tener en cuenta si esas relaciones en realidad te benefician. De hecho, aquí aplica perfecto el ejemplo de los famosos círculos de engagement que son un peligro para tu marca personal digital.

¿Por qué? Porque no necesitas conectar con todos, requieres hacerlo con aquellos que, bajo tu estrategia digital, te ayuden al logro de tus objetivos y que genuinamente sientan interés y atracción por tu marca personal y/o corporativa. Además, a nivel personal, idealmente tienen que coincidir con tus valores y sentir respeto profesional y personal.

Así el networking te dará relevancia OFF y ONLINE. Conseguirás que diferentes puertas se abran. Es más, algunas significarán un reto mayor que otras, pero lo importante es que todos los que están dentro de una red correcta, logran construir relaciones y carreras relevantes basadas en sus objetivos.

Convencerte de que no tener ética es una estrategia

Uno de los mayores problemas del mundo digital es la gran cantidad de estafadores y vendedores de humo que convencen a sus audiencias de tener recetas mágicas para X, Y o Z. Para colmo, después de lograr su objetivo de venta, desaparecen, dejando clientes frustrados, enojados o en el peor de los casos, más confundidos y con cero credibilidad en quienes sí se presentan con honestidad en el mundo digital.

Si en algún momento te ha pasado por tu cabeza algo así como “vendemos cualquier cosa por redes sociales, igual, nadie se va a dar cuenta”. Si tu filosofía es hacer todo con la menor ética posible, creo que las consecuencias serán inimaginables para tu marca personal.

Ser una persona sin ética, implica también que el valor de tu palabra es residual. Lo mismo sucede con el ideal que intentas vender porque tus opiniones no se ajustan a una experiencia real, sino que intentas copiar y pegar conceptos de Google para vender algo que no puedes sustentar con tus propias palabras.

Las personas no son tontas, y así como una marca personal con profundo valor logra atención, también lo hacen de forma negativa aquellas que intentan burlarse de los demás. Así que empieza a poner atención en lo que estás ofreciendo.

Creer que lo sabes todo

¿Alguna vez conociste, o conoces a alguien que… parece que se las sabe todas?

Déjame decirte que esto es completamente normal y es conocido como el Efecto Dunning-Kruger.

Se trata de un sesgo cognitivo en el que los individuos incompetentes tienden a sobreestimar su habilidad, mientras que los individuos altamente competentes tienden a subestimar su habilidad en relación con la de otros. Es decir, entre más ignorante se es, más se subestima las capacidades de los demás.

Así que, si lo que quieres evitar es parecer el único dueño de la verdad y generar la percepción de ser un «sabelotodo molesto», entonces no pares de aprender, de capacitarte y así valorarás mucho más el talento de quienes te rodean. Además, entenderás cómo colaborar, acompañar y ayudar a los demás, aportando valor y conocimiento en lugar de hacerlos sentir «tontos» porque no saben lo mismo que tú.

Ahora que lo sabes, evalúa tu tono y modo de comunicación, porque no hay nada que funcione mejor que generar conciencia a través de la educación divertida, honesta y sensata sin obligación.

Compartir
Compartir
Twitter
WhatsApp
Telegram

¡ESPERA! No olvides suscribirte a mi blog

Quiero ayudarte a desarrollar una marca personal. Suscríbete a mi blog y descubre más acerca de lo que puedes lograr si construyes tu marca personal.